Ciberseguridad en 2022: ¿Cuáles serán los principales problemas y tendencias?

 en la sección ¿Sabías que...?|Seguridad, Seguridad

Un nuevo año comienza y, con él, los entornos digitales crecen y resulta factores imprescindibles en la vida personal y laboral. Eso quiere decir que la ciberseguridad en 2022 sigue siendo determinante para evitar ataques informáticos que perjudiquen a la producción de los negocios o al filtrado de datos personales.

Mientras nosotros nos reforzamos, no puedes olvidar que los hackers siguen buscando nuevas estrategias y herramientas con las que llevar a cabo sus acciones, por lo que debemos tomar medidas inmediatas para adelantarnos y estar protegidos. De hecho, está previsto que los ciberataques en España alcancen cifras récords durante el 2022.

El 2021 supuso un año de transición ante la nueva etapa digital que se desarrollará durante la próxima década. De hecho, se marcaron unas líneas de actuación en seguridad informática que continuarán su recorrido en el presente año para evolucionar hacia las exigencias actuales

Vamos a repasar las tendencias y los conflictos que marcarán la ciberseguridad en 2022.

El ransomware, principal problema de ciberseguridad en 2022

Hemos comentado que los ciberataques alcanzarán cifras récords durante el próximo año. Algunos apuntan incluso a que el ransomware se triplicará, especialmente en los servicios cloud y las cadenas de suministro. Imagina lo que supone eso para la gestión de documentación importante y la producción de las empresas. Una auténtica catástrofe que les lleva incluso a pagar a los hackers sin garantías plenas de recuperar los datos robados y los sistemas dañados.

Antes de realizar un considerable gasto ante los chantajes, es recomendable realizar una fuerte inversión en ciberseguridad en 2022 si aún no lo has hecho. No basta solo con las periódicas copias de seguridad, también resulta imprescindible protegerse del ransomware con herramientas adecuadas.

Reforzar la ciberseguridad en el trabajo híbrido

Todos nos preguntamos si la pandemia acabará este año. Esperemos que sí. De todas formas, la COVID-19 nos ha dejado el incremento del trabajo a distancia, que a día de hoy ya se combina en muchas empresas con el tradicional método presencial. El conocido como trabajo híbrido se mantendrá casi seguro a partir de ahora, pero aún existen empresas que no están preparadas correctamente para afrontarlo, permitiendo brechas de seguridad.

Uno de los grandes retos de ciberseguridad en 2022 es el de afianzar los sistemas remotos para garantizar la protección de los datos de la propia empresa y los personales de sus empleados.

¿El fin de las contraseñas?

El uso de contraseñas lleva años como método para proteger la conexión a todo tipo de plataformas, webs o dispositivos. Sin embargo, desde hace un tiempo se está trabajando en la aplicación de otras estrategias de autenticación, más rápidas y seguras.

Por ejemplo, muchos smartphones ya incluyen la autenticación biométrica mediante la huella dactilar o el reconocimiento facial. Parece que en 2022 experimentaremos un salto en este sentido que mejorará estas técnicas gracias a la aportación de la Inteligencia Artificial. Habrá que estar atentos a las novedades que vayan surgiendo durante los próximos meses.

Los ciberataques pueden llegar al espacio

Una de las grandes novedades en materia de ciberseguidad en 2022 es la de los ataques informáticos a plataformas espaciales. Sí, lo que lees. Los hackers saldrán (no de forma física) de nuestro planeta mediante sofisticados sistemas con los que llegar a los satélites.

Este interés es la consecuencia de la carrera espacial que esta teniendo lugar durante los últimos años, donde diferentes gobiernos y empresas privadas están empleando todos sus recursos para ser los primeros en obtener logros dentro del sector aeroespacial.

El SMSishing, cuidado con los mensajes de texto en tu móvil

De la máxima innovación pasamos a métodos más tradicionales como el servicio de mensajes de texto en el móvil. Aunque se trata de una vía en desuso durante el día a día de los usuarios, muchos ciberdelincuentes han visto una oportunidad para robar los datos mediante SMS, haciéndose pasar por empresas que solicitan información ante supuestos inconvenientes administrativos o para participar en sorteos. Incluso consiguen suplantar la identidad de los propios contactos del usuario del teléfono.

Esta variante del phishing ha surgido al no cifrarse los mensajes de texto, lo que garantiza un riesgo mayor.

Artículos recomendados

Escribe aquí tu opinión

email spoofing